ASPARAGUS STORY

Disconnect from our reality to connect with life.

The Asparagus although secondary characters in my story and that I even thought of mentioning ended up being also part of my work that afternoon, because at the end of the day I also managed to gather some and certainly enjoyed it, it was certainly an activity that I would have liked to share with some colleague photographer, I have in mind one in particular who would have enjoyed that moment as much as I did.

Read the full story on Medium (Spanish version)

Created with Sketch.

Desconectarnos de nuestra realidad para conectarnos con la vida.

Por Frank Sandres

A veces las cosas simples de la vida nos parecen poco atractivas porque nos vemos rodeados por el intenso ajetreo del día a día, lleno de un sinnúmero de distracciones propias de la era digital en la que vivimos, tanto nos cuesta desconectarnos que nos incomoda rotundamente quitarnos los grilletes de las redes sociales que nos envuelven con el manto de ansiedad de no saber qué está ocurriendo con las interesantes vidas que llevan nuestros contactos. Al grado de olvidarnos de los que tenemos verdaderamente a nuestro alrededor. Yo mismo he sido un devoto de estar pendiente de cada notificación en el teléfono móvil y he pecado plenamente contra mis responsabilidades personales, de lo cual obviamente no siento ni un ápice de orgullo.


Me he dado cuenta de lo increíblemente absorbente que son las redes sociales, se han convertido casi en una nueva religión que nos promete un porvenir lleno de estados clonados, de comidas retratadas para la posteridad y de viajes que presumimos a cuantos seguidores nos sea posible llegar, y no es que lo esté recriminado, pero me doy cuenta cuán atrapados estamos, cuán disuadidos nos encontramos entre las notificaciones y vibraciones que nos llaman y atan aún más dentro de la moderna enfermedad de la nomofobia.

Precisamente en esa situación me veía atrincherado días atrás cuando mi cuñado muy tranquilamente me sugirió salir de la rutina para ir al campo a recoger espárragos. (Seguir leyendo)